MODO DE EMPLEO:

 

REMEDIO DE RESCATE:

 

- Llenar un frasco de 30 ml. con alcohol puro ó coñac;

añadir 2 gotas de cada uno de los remedios mencionados y agitar el frasco.

La dosis correcta es de 6 gotas en un vaso de agua, tomado a sorbos a intervalos frecuentes.

Cuando empiece a calmarse, tomar un sorbo cada 15 m. después cada ½ hora y finalmente, cada hora.

Si la persona está sin conocimiento y no puede tomarlo, poner 3 gotas en un vaso de agua y frotarlo en los labios, las encías, atrás de las orejas y las muñecas.

Si no se puede conseguir agua, usar el remedio directamente en los labios, encías y lengua del enfermo.

 

También de forma local en heridas o contusiones.

En fomentos calientes o compresas frías sobre el área dolorida.

La dosis es de 6 gotas por cada 250 ml. de agua.

 

Para los animales, basta con 3 gotas en la comida o en el agua.

Inmediatamente después de sufrir una lesión se les

puede poner unas gotas en el hocico.

DOSIS:

 

Poner 2 gotas en un frasco pequeño casi lleno de agua, si

hay que conservarlo mucho tiempo, se le puede añadir un

poco de coñac como preservativo.

Este frasco se usa para dar las tomas y hay que tomar unas pocas gotas disueltas en un poco de agua, leche ó zumos.

En casos urgentes se puede dar cada pocos minutos hasta que se vea una mejoría, en casos graves, cada media hora, y en casos de larga duración, cada 2-3 horas.

Para casos de desvanecimiento, humedézcase frecuentemente los labios.

Si hay dolor, rigidez, inflamación o cualquier molestia local, se puede dar como friega. Poner unas cuantas gotas en una palangana con agua; empápese un pedazo de tela y

cúbrase la parte afectada, se puede humedecer de tiempo en tiempo.

Limpiarse con una esponja o bañarse con agua que contenga unas gotas es bueno.