ESMERALDA

 

Es un silicato doble de aluminio y berilo y debe su coloración a los contenidos de cromo de su composición.

Cristaliza en sistema exagonal y se presenta en prismas terminados por numerosas facetas romboédricas y piramidales que presentan estrías verdes parduzcas.

Se las encuentra en formaciones graníticas.

Aún cuando guarda un parentesco muy estrecho con las Aguamarinas (ambas tienen el mismo origen) se desarrolla en contextos diferentes y es muy extraño hallar esmeraldas en un lugar donde puedan encontrarse Aguamarinas.

A esta misma familia pertenecen el Heliodoro, la Gosenita, y la Morganita, es decir, otros cristales de Berilo.

 

Simboliza la abundancia.

Sus vibraciones cumplen funciones de equilibrio y purificación.

Se la vincula con las órdene dévicas y para los ocultistas facilita la adivinación, vigoriza a los ancianos y posee el don de neutralizar campos de fuerza negativos.

 

Las variedades opacas, de menor intensidad vibratoria, son aconsejadas para el tratamiento de ciertas dolencias físicas.

Al igual que el Diamante, posee la particularidad de irradiar su fuerza cualquiera que sea el estado en que se halle.

Es afín a los chakras, entrecejo, garganta y plexo solar.

Signos, Tauro, Libra y Piscis lo pueden llevar todos los signos menos Capricornio.

 

Fué traída a la Tierra desde Venus.

Toda la familia de los Berilos fué traída a la Tierra.

Nunca es nociva o irritante para nadie.

Muy buena para la meditación.

Es la reina de las piedras preciosas, símbolo de la regeneración y la vida, representa el nacimiento.

Revivifica, apacigua, magnetiza, tonifica y actúa sobre las enfermedades como un rayo láser,del que tiene la precisión y el poderío.

Es muy eficaz en las enfermedades oculares, se puede utilizar el agua como colirio.

Sólo se puede llevar sola o con un Diamante, pues con otras gemas perdería su eficacia.